Opera Unite, de momento, no reinventa nada

Bien, pues ya salió a la luz el gran secreto de Opera que iba a revolucionar la Web. Gran cantidad de blogs y páginas web nos anunciaban que Opera nos estaba preparando algo que iba a reinventar la Web en sí. Sinceramente, para mí, lo único que han reinventado, y mal hecho, ha sido el concepto de navegador. Un concepto en el que este deja de ser un simple navegador, y se convierte en servidor web mediante el cual podemos compartir desde imágenes hasta música, pasando por crear una web o dejarnos notas en una chorrada de nevera. Opera Unite se llama todo esta parafernalia. Todo lo que de momento puedes hacer con Unite, se puede hacer desde hace años. Quizá “lo nuevo” de todo esto es que tienes configurado todo con a penas un par de clicks ( Tools > Opera Unite Server).

Creas una cuenta (si ya tienes una cuenta de My Opera simplemente utilizas esta), aceptas la licencia y a correr.

Tendrás a tu disposición  un panel lateral donde puedes ir “instalando” el servidor web, el servidor de archivos y de fotos, el Media Player para compartir tu música, todo esto seleccionando los directorios que quieres compartir.

Si, se puede decir que si esto lo quieres hacer “de otra manera” (crear un servidor web), utilizando recursos que ya existen desde hace tiempo, tardarás un ratito más, sobre todo, si lo configuras todo para una gran seguridad. Pero, precisamente de eso quería hablar también, ¿qué problemas de seguridad nos puede acarrear esta “nueva tecnología” de Opera?

Opera es cerrado, no nos muestra los niveles de seguridad que implementan, como se van a tratar nuestros datos, de qué manera funcionará su proxy, por que recordemos que aunque en última instancia las conexiones se realicen punto a punto todo tendrá que estar centralizado sobre sus servidores aunque nada más sea para el uso de sus DNS y la asignación de nuestros dominios.

Bien es cierto que un usuario poco o medianamente experimentado no logrará conseguir un nivel de seguridad férreo tanto para su servidor web o ftp, pero la posibilidad de ser controlado por uno mismo existe. A parte, dejando atrás la configuración, estos servicios ya tienen cabida en la actual Internet: Webs sociales para comunicarse, para compartir fotos, para compartir notas, entre otros. Lo bueno de Unite, dirán algunos, es que no tienes que subir las cosas que quieras compartir a un servidor.Pero para mi precisamente esto, la esencia misma de Unite, es en lo que falla, por lo menos en España (y en general en todo el mundo con la tecnología ADSL). Las capacidades de subida que nos ofrecen son pésimas, un par de usuarios descargando contenidos de nuestro servidor puede colapsarnos nuestra red (esto tanto en Unite como en un servidor local cualquiera, aunque por ejemplo en Apache puedes controlar más estos aspectos: cantidad de información que se puede descargar, que rango de IPs lo pueden descargar,…).

Lo que está claro que para un usuario más experimentado Unite no puede ser una opción, este no tendría el control total de su servidor, necesitaría de más recursos para compartir datos (recordemos que para que todo esto rule tenemos que tener el navegador abierto, para tener un navegador tenemos que disponer de un entorno gráfico, un entorno gráfico consume y necesita más recursos…).

Sobre la facilidad de uso, también hay que decir que existen servidores que se instalan con un solo click, o aquellos destinados solo a compartir en un momento puntual un archivo o un conjunto de archivos como BaShare. Puede que sean poco conocidos, pero Opera tampoco tiene un gran mercado tampoco.

Considero de Unite que no es más que la unión de unos pocos servicios propios de la Web 2.0 con la salvedad de que no se utilizan grandes servidores centrales, si no que todo se comparte desde nuestro ordenador, como si de una red P2P se tratara.

Pero recordemos que esto solo es el principio y si bien, para mi, el principio es nefasto (sobre todo después de la expectación que creó), puede que acabe siendo algo innovador, o más bien puede que cree una moda (al más puro estilo Fotolog). Y aunque por la definición en sí del propio Unite yo esté en contra del mismo (considero que un navegador es un navegador y un servidor es un servidor), puede que se hagan cosas interesante utilizando esta nueva idea. Opera proporciona una API para crear nuevos servicios a partir de Unite y esto si que me parece interesante, y no por que crea que de momento se puede crear algo innovador, si no porque aquí si se le permite al usuario crear sus propias aplicaciones (por ejemplo aquí se muestra como crear tu propio sistema de blog, cutre y para nada necesario e innovador) y quién sabe, quizá con el tiempo Opera consiga por fin, que reinventó la web gracias a estas aplicaciones de terceros (aunque creo que para que esto se de tiene que cambiar un poco el sistema base, como implementar operaciones con URIs propias o acceso casi totalmente directo de punto a punto, por poner unos ejemplos) .

Es cuestión de tiempo ver si esto triunfa, o se queda simplemente donde está (Opera ya tiene algo parecido con sus blogs y su “My Opera”), o realmente se produce algo parecido a reinventarse la web. Yo me atrevería a apostar que no llegará muy lejos, pero quien sabe.

Resumiendo, desde mi punto de vista, Opera Unite no me parece una mala idea, puede ayudar a aquellos usuarios menos experimentados o simplemente a aquellos con menos ganas de “cacharrear” (o simplemente por que encuentras que realmente es la manera más fácil de compartir un fichero específico en un momento determinado), pero, al menos de momento, no reinventa nada, no innova nada, solo pone un par de conceptos de la Web 2.0 y las redes P2P juntos y a correr.

Y si después de todo esto piensas: “No me he enterado de nada, ¿qué es todo esto?”; Pues descúbrelo tu mismo:

Opera Unite es parte de la nueva versión de Opera (10 BETA) que puedes descargar desde aquí para GNU/Linux.

Simplemente hay que instalarla y correr Unite desde Tools > Opera Unite Server y descubrir todo lo que te ofrece este servicio (intuitivo y fácil de administrar).

P.D.: Que conste que no tengo nada contra Opera, me parece un navegador excelente, seguramente sería mi navegador predeterminado si fuera libre.

Descarga torrents a un servidor web

 

greylogo.png

Sin duda este es un buen movimiento por parte de una empresa que estaba prácticamente desaparecida. Se trata de ImageShack, web que con la llegada de Flickr y por culpa de su abundante publicidad ya casi estaba en desuso. Han creado una nueva aplicación que permite descargar torrents a su servidor, lo que supone una descarga mas rápida y además las 24h del día y una vez que se haya descargado a su servidor, podrás descargártelo vía descarga directa a tu ordenador, con lo que se gana velocidad. Es bastante sencillo de usar, simplemente buscas en tu ordenador el archivo .torrent que te quieras descargar, lo subes y ya comenzará a descargarse.

Su principal ventaja está en los usuarios de compañías como ONO que limitan el uso de las redes P2P, o países que lo prohiben, pero también beneficia a los demás, por ejemplo, si estás trabajando, puedes poner el archivo para que se descargue y cuando llegues a casa descargártelo automáticamente o simplemente si prefieres aprovechar la velocidad de transferencia de un servidor frente a la conexión de tu casa.

Lógicamente también tiene algún inconveniente como que de momento solo está disponible para antiguos usuarios del servicio (por eso no lo he podido probar, nunca me interesó ese hosting de imágenes) o que “solo” puedes descargar 15GB de torrents al mes y tener 15GB de transferencia (para ser gratuito y estar en fase beta no nos podemos quejar).

Enlace: ImageShack Torrent Service

Vía: Alt1040